Recuerdo y olvido: a 3 años de la reforma de cannabis medicinal en México

Dos plantas de marihuana insertadas en símbolo médico

Texto por Emmanuel Farías Camarero

Imagen de Yasu + Junko

La historia de la regulación legal del cannabis en México no es la misma para todas las personas involucradas, por un lado, tenemos a estas grandes empresas como Canopy Growth o Aurora Cannabis, ambas de origen canadiense, las cuales esperan con ansias la aprobación del dictamen mediante el cual México podría convertirse en el tercer país en regular todos los usos del cannabis, desde su producción hasta su comercialización, siguiendo el camino de países como Canadá y Uruguay. Estos gigantes han demostrado su interés en el oasis de marihuana mexicano que se vislumbra en el horizonte,

participando activa, aunque sigilosamente en labores de cabildeo dentro del senado, con el objetivo de que sus pretensiones puedan formar parte del texto normativo que dará arranque a esta nueva industria, con un potencial comercial valuado en 2.250 millones de dólares.

Por otro lado, tenemos a ciertas empresas de nacionalidad mexicana pero con capital extranjero estratégicamente difuminado, las cuales durante los últimos días de la administración del presidente Enrique Peña Nieto, recibieron de manos del entonces Comisionado Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios, Julio Sánchez y Tepoz, autorizaciones para la comercialización de productos con cannabis y sus derivados, incluidos diversos cosméticos, suplementos alimenticios, aceites, y otras presentaciones para uso recreativo como las famosas “gomitas”.

Dentro de los afortunados acreedores a estas históricas licencias para la venta de productos con marihuana, se encuentran la empresa Kuida Life México, cuya filial de origen canadiense Khiron Life Sciences Corp tiene en su mesa directiva al ex presidente Vicente Fox, la cadena distribuidora de medicamentos “Farmacias Magistrales”, compañía que en diciembre de 2018 fue adquirida por la productora de cannabis con sede en Edmonton, Canadá “Aurora Cannabis”, así como CBD Science, HempMeds México, y algunas otras que inclusive fueron constituidas días antes de la entrega de los permisos, según datos que pueden solicitarse al Sistema Integral de Gestión Registral de México.

Indiscutiblemente estos grandes inversionistas serán recordados como los pioneros del nacimiento de una gran industria, de la cual pareciera que nadie quiere quedarse fuera, sin embargo ¿quiénes se mantienen en el olvido?  para empezar, las más de dos millones de personas que padecen epilepsia en México, enfermedad que afecta en mayor medida a nuestras y nuestros pequeños-pues el 75 por ciento del total de personas que la padecen, son niños, niñas y menores de 20 años de edad-y que se caracteriza por una disfunción en la actividad neuronal que provoca severas convulsiones, cuya violencia puede llegar al grado de producir asfixia por caída de lengua, y en algunos casos severos provocar la muerte de pacientes cardíacos descompensados, lo que representa un escenario devastador para miles de madres y padres de familia en el país que cuidan de un niño o una niña con esta discapacidad.

A pesar de esta lamentable circunstancia, en el ámbito médico nacional e internacional, se han documentado diversos estudios clínicos que apuntan directamente a que el uso de cannabinoides en el tratamiento de la epilepsia presenta, en la mayoría de los casos, efectos benéficos para la salud de los pacientes, principalmente con respecto al uso de CBD y THC, puros o en combinación, por lo que muchas madres mexicanas que fungen como principales cuidadoras de hijas e hijos con este diagnóstico, no han dudado en refugiarse en este tratamiento experimental, en búsqueda de brindar esperanza y una mejor calidad de vida a sus pequeños.

Uno de estos casos es el de Margarita Garfias, madre mexicana quien, ante la falta de regulación de la marihuana como tratamiento medicinal, decidió emprender su propio cultivo casero de cannabis para mantener a su hijo Carlos Avilés sin convulsiones, pues el menor padece una encefalopatía epiléptica conocida como Síndrome de West. Asistida de la abogada constitucionalista Luisa Conesa, Margarita decidió demandar la omisión de la Secretaria de Salud de armonizar las normas en el uso terapéutico del cannabis, tal y como estaba ordenado en la reforma a la Ley General de Salud publicada hace 3 años.

Para quienes lo desconocen, mediante decreto presidencial publicado en el Diario Oficial de la Federación el 19 de junio de 2017, México reconoció que la cannabis posee “amplios usos terapéuticos” y como consecuencia de ello, la desincorporó de una lista dentro de la Ley General de Salud que la consideraba como un “problema especialmente grave para la salud pública”; en dicha reforma legal, se obligó a la Secretaria de Salud a diseñar y ejecutar políticas publicas que regulen el uso medicinal de la marihuana, y se estableció un plazo de 180 días para que dicha autoridad sanitaria armonizara los reglamentos y la normatividad para hacer posible el uso medicinal de la cannabis, y con ello garantizar el derecho a la salud de millones de mexicanos, sin embargo, hasta el día de hoy esa reforma continúa siendo una lista de buenas intenciones.

El caso de Carlos y Margarita escaló hasta la Suprema Corte de Justicia de la Nación, en donde la Segunda Sala del máximo tribunal del país, en un fallo histórico y sin precedentes, resolvió que la omisión de la Secretaria de Salud de reglamentar el uso terapéutico de la cannabis, violó derechos fundamentales de Carlos Avilés, entre ellos el derecho a la salud, pues al no emitirse las disposiciones que regulen la investigación, producción, comercialización, exportación e importación de cannabis y sus derivados, se impide que el menor pueda acceder dentro de su país al medicamento que le fue recetado para tratar su enfermedad, a pesar de que la Ley General de Salud le reconoce implícitamente ese derecho.

No obstante que la sentencia emitida en agosto de 2019 por la Suprema Corte fue tajante en establecer que, la Secretaria de Salud debía cumplir con su obligación de armonizar la normatividad en el uso terapéutico del cannabis durante el nuevo plazo concedido, actualmente millones de mexicanos se encuentran en el exilio médico, al ser víctimas de un fraude a la ley, pues las autoridades en materia de salud han sido contumaces al no acatar lo ordenado en la resolución judicial, y hacen imposible a los pacientes que han encontrado en el cannabis una herramienta terapéutica, acceder a este tratamiento de una manera segura, eficaz y con garantía de calidad en la sustancia.

Sin lugar a dudas, ante la flagrante injusticia cometida por las autoridades en materia sanitaria, la solución a esta problemática, desde la perspectiva de quien suscribe, subyace en la organización efectiva de la sociedad con la finalidad de continuar ejerciendo su derecho a la salud, y su libertad de elegir el tratamiento que consideren les resulta más adecuado para aliviar sus síntomas, aun cuando ello implique cultivar cannabis para su consumo personal y con fines médicos, pues el goce de los derechos humanos jamás debe estar subordinado a la voluntad del poder político, estos deben ser garantizados inclusive ante la omisión de la autoridad, por ello, la sociedad está permanentemente obligada a manifestarse ante las arbitrariedades cometidas por el Estado, fungiendo como vigilante del bien común.

Sobre el autor: es abogado defensor en materia penal con Maestría en Derechos Humanos y Amparo por el Instituto de Ciencias Penales y Política Criminal de Baja California. Funge como consejero legal de la Fundación Loto Rojo y dirige el colectivo Ciudadanos en Búsqueda de Dignidad. Es alumno de la Generación 2020 del Diplomado en Política de Drogas, Salud y Derechos Humanos del CIDE, Región Centro. Actualmente estudia la Maestría en Derecho Penal en la Universidad Anáhuac, extensión Tijuana.

CBD: ¿Medicamento o Producto Milagro?

CBD: ¿Medicina o Producto Milagro?

Ante la proliferación de “productos milagro” hemos recibido muchas preguntas sobre la efectividad del Cannabidiol, mejor conocido como “CBD”. Así que nos dimos a la tarea de investigar y responder las dudas que surgen de las personas que consumen o que están considerando la alternativa del CBD para tratar síntomas o enfermedades.

¿Qué es el CBD? El CBD o Cannabidiol es una de más de 100 moléculas llamadas “cannabinoides” que se encuentran en la planta de cannabis. A diferencia del THC (Tetrahidrocannabinol), el cual es el ingrediente activo principal en la planta, esta no produce un efecto psicotrópico. De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, el CBD no genera potencial de abuso o dependencia y tampoco existe evidencia de crear problemas de salud pública con su uso. 

Imagen 1 – Formula del Cannabidiol

¿Para qué sirve el CBD? ¿Puede causar daño?  El CBD se emplea como un sulemento para tratar “potencialmente” síntomas de: depresión, insomnio, lesión cerebral, adicciones, diabetes, inflamación, quimioterapia, entre otros. Los estudios preclínicos sugieren que el CBD tiene propiedades ansiolíticas y antinflamatorias. Sin embargo, existen muy pocos estudios en humanos que demuestren su efectividad para dolor, insomnio y para las condiciones médicas que se anuncian. Actualmente se encuentran en proceso estudios de la efectividad del CBD para combatir nauseas provocadas por la quimioterapia, desorden del sueño, ansiedad, depresión, etc.

Por ahora, el único uso médico comprobable es para tratar dos tipos de epilepsia infantil y el único producto aprobado es el Epidiolex. De acuerdo con varias escuelas de medicina en Estados Unidos, Israel y España, el consumir CBD puro es bastante seguro. El estudio clínico de Epidiolex demuestra algunos efectos secundarios como: diarrea, sueno, fatiga, debilidad, salpullido, disminución de apetito, entre otros. Sin embargo, en comparación con fármacos es mínima la reacción negativa que puede llegar a generar el cannabidiol.

¿Para quién es el CBD? En Enero del 2019 se llevó una encuesta (Bank Cowen & Co.) para identificar los usuarios de CBD y el resultado arroja el 7% de los Americanos usando CBD como suplemento. Cadenas comerciales como CVS, Walgreens y Kroger ya venden lociones y otros productos de CBD. La encuesta estima que la venta al público en Estados Unidos equivale a $2 Billones de dólares. Analistas como Piper Jaffray & Co. estiman que el mercado de CBD alcanzara un valor de $15 billones en los próximos 5 años. En México ya existe un consumo de CBD principalmente en ungüentos y aceites sublinguales. El uso de CBD se asocia a personas que buscan mejorar el sueño, disminuir dolor, tratar enfermedades, etc. Sin embargo, existe poca evidencia de que el cannabidiol por si solo puede ser eficaz para las condiciones médicas que queremos tratar.

¿Es legal el CBD? Esa es una pregunta más complicada. En Noviembre del 2018 Estados Unidos elimino la prohibición de la producción de cáñamo (Hemp), la cual estaba clasificada como narcótico clasificado Tipo I y del cual se puede extraer Cannabidiol. Esto quiere decir que es legal procesar aceite de CBD derivado del cáñamo y por lo tanto es legal la posesión siempre y cuando este contenga menos del .3% de THC. Sin embargo, la FDA publico la ilegalidad de vender productos alimenticios que contengan el compuesto químico o anunciarlo como suplemento alimenticio. Por ahora la FDA esta revisando como va a regular la producción de CBD en comida y bebidas. A pesar de la proliferación de marcas y productos, en México el CBD sigue siendo ilegal para su producción y consumo. Esto debido a que no existe una regulación ni una publicación en el diario oficial de la federación.

Imagen 2 – CBD legal?

¿Cuál es el mejor método para consumir CBD? El CBD, como cualquier cannabinoide debe llegar al torrente sanguíneo para ser efectivo. Fumar o Vapear son métodos eficientes para ello, pero eso conlleva riesgos de salud relacionados con la combustión y el vapeo de tabaco. El método más recomendado es sublingual ya que toma algunos minutos en hacer efecto y es un método de alta absorción. Tragar CBD es el menos eficiente ya que solo el 10% de la sustancia es aprovechada y toma hasta 2 horas para tener efecto en la sangre.

¿Que contiene una botella de CBD? En teoría debe incluir cierto mili gramaje de concentrado de CBD mezclado con algún aceite esencial. Por lo general se mezcla con aceite coco (MCT), oliva o semilla de cáñamo. La realidad es que cada compañía productora ofrece su propia versión de CBD que va desde un compuesto aislado hasta formulaciones de “Amplio Espectro”. Estas formulaciones pueden incluir cientos de compuestos como cannabinoides, terpenos y flavonoides. Esta mezcla aun carece de la regulación necesaria para identificar los componentes de una botella y es ahí donde se encuentra un vacío de regulación y control.

¿Qué es el “Efecto Sequito”? Existe una base de consumidores y una creencia no sustentada que indica que la combinación de diferentes compuestos como el THC, CBD, CBG, CBN, THCa, terpenos, flavonoides, etc. provee mayores beneficios terapéuticos que si se consume el compuesto de forma individual o aislada. Sin embargo, para identificar esta composición sería necesario estandarizar los compuestos y las cantidades. Hoy en día NO es común encontrar exámenes de laboratorio en estos productos para determinar la presencia y eficacia del “Efecto Sequito”. Sin embargo, los resultados esperados por pacientes que están en contacto con otros cannabinoides suelen ser más completos y placenteros a diferencia del consumo de CBD aislado.   

¿Cuál es el control de calidad en la producción de CBD? Hoy todavía NO existe un control de calidad ya que no es obligatorio presentar un examen de laboratorio en la etiqueta de productos de CBD siempre y cuando el producto sea derivado de cáñamo. Para el investigador farmacéutico Karyemaitre Aliffe de la Universidad de Miami “No existe calidad de control ni una supervisión regulatoria para CBD”. Aliffe argumenta que los productos de CBD presentan niveles muy diferentes a los indicados en la etiqueta, así como altos niveles de THC y presencia de contaminantes, tales como metales y pesticidas. Lo irónico de la producción de cáñamo es que la planta tiende a absorber materia del suelo en que se alimenta. Esta presencia de toxinas es muy común en el CBD importado y pone en tela de juicio la efectividad de productos derivados del cáñamo en comparación del aceite de cannabis. Sin embargo, el aceite de cannabis continúa siendo ilegal en Estados Unidos y en México.

¿Cuál es la dosis recomendada de uso para el CBD? Para la investigadora Cecilia Hillard, directora del Centro de Investigación de Neurociencias del Colegio Médico de Wisconsin hoy NO existe un consenso para la dosis adecuada de CBD. Afirma que la cantidad sugerida en las etiquetas de productos de CBD está muy por debajo del nivel que se necesita para ser eficiente en un problema de salud. En los casos de epilepsia, se tratan a los menores con 500 miligramos diarios. En las recomendaciones de etiqueta para mayores de edad se manejan entre 10 a 50 miligramos. En pocas palabras, la dosificación recomendada por los productores de CBD no es efectiva para los síntomas que busca aliviar. La Dra. Hillard advierte que las personas que demuestran alivio reportan un consumo elevado de CBD en un rango de 300 miligramos. Sin embargo, este alivio esta mas asociado por la presencia de THC ante una toma elevada de CBD, lo cual vuelve incosteable su consumo.

A person standing in front of a building

Description automatically generated
Imagen 3 – CBD COA

¿Qué recomendaciones tiene Loto Rojo para el consumo de CBD?

  1. Buscar Productos de amplio espectro (Full Spectrum): Este es el termino adecuado para una solución de alto impacto terapéutico. Estos productos contienen CBD (Compuesto NO intoxicante) THC (Compuesto Principal psicoactivo) y más cannabinoides. Ambos CBD y THC funcionan mejor cuando se presentan de forma conjunta en una solución.
  2. Etiquetas Claras: Busca productos con etiquetas precisas que demuestran la cantidad y la concentración de CBD y THC por dosis. La etiqueta También debe tener la fecha de manufactura y el número de lote para mayor control de calidad.
  3. Examen de Laboratorio: La calidad del producto es certificada con un examen de espectrometría que determina:
    1. La pureza del producto ante presencia de bacteria, hongo, pesticidas, metales u otros contaminantes.
    1. Perfil de Cannabinoides para identificar la concentración de CBD, THC y otros cannabinoides.
    1. Perfil de Terpenoides identifica la presencia de los compuestos químicos terapéuticos llamados terpenos.
  4. Ingredientes de Calidad: Selecciona productos con ingredientes de calidad. No Fructosa, No GMOs, No Grasas transgénicas, No colorantes artificiales, No saborizantes artificiales.
  5. Extracciones Limpias: Evitar productos con extracciones toxicas con solventes como el Butano, Propano, Hexano y otros hidrocarburos. Los residuales que generan estos solventes son dañinos para pacientes con un sistema inmune vulnerable. Los productos más limpios utilizan métodos de extracción como el CO2 o Alcohol. 
  6. Utilizar Cannabis – NO Cáñamo industrial: Comparado con el amplio espectro que genera la planta del cannabis, el cáñamo (Hemp Oil) es muy bajo en cannabinoides. Para generar CBD del cáñamo, se requiere de mucha materia prima y siendo el cáñamo un bio-acumulador es muy posible que contenga contaminantes o toxinas del suelo.
Imagen 4 – CBD: Producto Milagro?

¿El CBD es un medicamento seguro o un Producto Milagro? Si bien es cierto que la introducción de cannabinoides como el CBD es de fácil asimilación por el cuerpo humano, también estamos presenciando un abuso en la comercialización derivado de una falta de regulación.  Los denominados “medicamento milagro”, son productos con aparente finalidad sanitaria, pero que realmente suponen un riesgo o un placebo para la salud de los consumidores y usuarios. En general son considerados como productos fraudulentos ya que se venden y publicitan como medicamentos cuando legalmente no tienen dicho reconocimiento. Para sortear su falta de reconocimiento como fármacos, sus fabricantes alegan que son productos nutricionales con propiedades saludables para intentar venderlos como complementos alimenticios, pero su etiquetado suele resultar engañoso o poco comprensible para el consumidor.

Desgraciadamente la falta de regulación provoca que hoy abunden los “productos milagro” basados en CBD. Es común encontrar promociones de marketing exageradas que ofrecen beneficios cuestionables o inverificables para curar enfermedades graves o crónicas como cáncerdiabetesenfermedades del corazónartritis, esclerosis múltiple, Parkinson o Alzheimer. Vemos productos de “CBD” en forma de lociones, aceites, capsulas, tinturas, comestibles y hasta agua embotellada. Estos productos se ofrecen en tiendas de autoservicio, sitios de internet y hasta en esquemas multiniveles.

“Los consumidores de CBD estamos participando en uno de los más grandes estudios clínicos en la historia de la medicina y lo estamos haciendo sin control”. Afirma Pal Pacher, investigador en el Instituto Nacional de Salud (NIH) y presidente de la Sociedad Internacional de Investigación en Cannabinoides (ICRS). Los estudios clínicos se han quedado cortos en demostrar evidencia de que el CBD es efectivo para tratar condiciones como el cáncer o insomnio. Pacher afirma que “Hasta demostrar lo contrario, hoy el CBD es un placebo”. 

Los científicos a cargo de la investigación clínica en cannabinoides están de acuerdo en que el CBD es una sustancia relativamente segura, ya que existe datos bastante solidos que apoya la noción que no causa daño. La toxicidad es muy baja y la mayoría de las personas lo toleran muy bien. Afirma Michael Tagen, investigador y consultor farmacológico, quien añade la posibilidad de confirmar los beneficios que hoy proliferan. Europa e Israel llevan una gran ventaja en investigación debido a las restricciones legales en los Estados Unidos y México. Sin embargo, el consumidor debe sentirse en la libertad de probar CBD y confirmar si funciona para los síntomas que busca aliviar.

¡Por una vida digna!

Fundación Loto Rojo, A.C.

“VACIO DE LEY VIOLA EL DERECHO A LA SALUD”

Hoy 19 de junio del 2019 se cumplen dos años desde que el congreso mexicano aprobó una normativa para el uso medicinal y para investigación científica del cannabis y sus derivados. Desde entonces se ha hablado mucho del tema dentro de la esfera política, en foros, en universidades, en consultorios, en los juzgados de amparo y dentro de la propia secretaria de salud. Una encuesta recientemente publicada por Fundación Loto Rojo, A.C. (Encuesta Legalidad Cannabis Loto Rojo) nos indica que el 60% de la población encuestada afirma que la cannabis ya es legal para uso medicinal y científico en México.

Foto / Pena Nieto / Normativa a la ley general de salud

La realidad es que hasta el día de hoy NO se ha publicado en el diario oficial de la federación la normatividad correspondiente a la regulación del cannabis para usos médicos y en su lugar solo vemos confusión entre los profesionales de la salud, los pacientes afectados y sus familiares. En otras palabras, nos encontramos dentro de un “Vacío de ley” que impide el acceso seguro a medicina, en perjuicio al derecho humano a la salud. Seguimos en una era de prohibición que no solo genera rezago sociocultural, industrial y comercial, sino que también limita la investigación científica. Esto al final del día se transmite a pacientes desatendidos y desamparados.

Por varias generaciones hemos construido mitos, hemos satanizado a una planta y hemos desinformado sin razón. Tenemos un sistema endocannabinoide con sus receptores y esto debiera ser suficiente prueba para hablar del cannabis como lo que es: “Medicina”. Hoy la ciencia nos facilita todas las herramientas necesarias para empoderar a nuestras autoridades, pero al parecer hay otros intereses que impiden este avance de carácter humano. Nuestros hijos van a crecer y un día nos van a cuestionar sobre la prohibición del cannabis. Así que es hora de remediar los danos, compartir el dialogo, humanizar al paciente y de sembrar la semilla de la educación.

En México existe la figura de “amparo” como recurso de protección al ciudadano que sufre una violación de derechos fundamentales reconocidos en la constitución, o en su caso, en tratados internacionales. México forma parte de la Organización de las Naciones Unidas y como tal tiene la obligación de evaluar sus recomendaciones, las cuales en materia de drogas son basadas en los comunicados oficiales por parte de la Organización Mundial de la Salud en materia de regulación y control de substancias prohibidas. Ver Recomendación de regulación OMS. El actual gobierno mexicano se ha pronunciado a favor de una ley más inclusiva, pero mientras eso sucede los pacientes esperan su turno. La cuestión es que muchos de ellos no pueden esperar ya que ésta clara omisión de ley por parte del estado mexicano viola el derecho humano a la salud.  

En memoria de Aymée Castellanos y en representación colectiva de todos los pacientes asociados a Fundación Loto Rojo, A.C. hoy presentamos una demanda de amparo que busca una respuesta del estado mexicano ante un “vacío de ley” que lleva dos años negando el derecho a la salud y el derecho al uso compasivo de los pacientes mas desamparados.  

AYMEE CASTELLANOS

Por una vida digna!

Fundación Loto Rojo, A.C. a 19 de junio del 2019.

“Aymé y el uso compasivo”

Todo paciente diagnosticado con una condición médica degenerativa o en estado terminal tiene el derecho humano a buscar la solución que mejor le ayude a paliar los síntomas que su enfermedad presenta. A esto se le denomina uso compasivo y es un derecho que existe en California desde 1996  bajo la “Ley de Uso Compasivo de 1996 – Prop 215”. En Baja California y en México no existe el derecho al uso compasivo y miles de pacientes que solo buscan una calidad de vida no cuentan con un acceso seguro y legal a la medicina que mejor les funciona.

Aymé es una niña de 7 anos originaria de Celaya, Guanajuato y es una personita muy alegre y con una fortaleza que va más allá de nuestra comprensión. Aymé también es una paciente oncológica que padece de un cáncer cerebral de tipo rabdomiosarcoma esclerosante, el cual es muy agresivo e impredecible. En septiembre del 2018 después de varias rondas de quimioterapia y administración de medicamentos muy agresivos Aymé fue dada de alta prácticamente sin esperanza de vida y con una recomendación de cuidados paliativos en casa. Es difícil ponernos en los zapatos de los padres que enfrentan una situación en la que la medicina les ha fallado y ahora se reducen sus opciones a “métodos alternativos” para intentar mejorar la salud de su hijo.

En casos como Aymé donde ya hay evidencia sustentable que demuestre el beneficio terapéutico de los cannabinoides Cannabinoid receptor 1 – target for treatment of rhabdomyosarcomaCase Study – Cannabis helps boy fight cancer es importante cuestionarnos porque sus papas no pueden tener acceso a una medicina natural que ayude al alivio de síntomas de su hija como la falta de apetito, agotamiento, inflamación, dolor, etc. Creo que todos estamos en la obligación de sensibilizarnos y concientizarnos que la decisión de los padres de Aymé de administrarle cannabis medicinal debe considerarse de uso compasivo y un derecho por conservar la calidad de vida de su hija.  

Si no podemos ser compasivos con personas y testimonios como el de Aymé entonces estamos fallándole a futuras generaciones. Hoy Aymé continúa sonriendo y a pesar de todo pronóstico conserva una vida digna que no tenía hace 1 ano. Cada día ella nos sorprende, nos recuerda el milagro de la vida y nos obliga a valorar el tiempo. En nombre de Aymé y muchos otros pacientes en condiciones similares exigimos una revisión de ley en torno a la salud como derecho humano fundamental y al derecho de uso compasivo.

¡Por una vida digna!

Fundación Loto Rojo, A.C.

19 de abril del 2019

“Vacío de ley pone en riesgo a pacientes terminales”

“La Falta de regulacion en materia de cannabis medicinal en Mexico pone en riesgo a muchos pacientes terminales que solo buscan conservar su calidad de vida”. Estos pacientes que en su mayoría se encuentran en etapa terminal o presentan condiciones neurodegenerativas NO pueden esperar 12-18 meses a que un proceso administrativo de amparo federal les conceda una importación de medicamento. La evidencia científica a favor del uso de cannabinoides como medicina efectiva es cada vez mayor y solo requiere una búsqueda en Google para identificar publicaciones científicas de Nivel 1 para encontrar evidencia clínica sustentable que demuestre que el cannabis y sus derivados ayudan a disminuir convulsiones, aliviar dolor, reparar sueno, aumentar apetito y reducir ansiedad entre otros beneficios.

¿Porque entonces un paciente candidato a un tratamiento cannabinoide NO cuenta con el acceso seguro a su medicina? ¿Porque nuestras instituciones de gobierno NO nos brindan las garantías necesarias para que el paciente terminal pueda mejorar su calidad de vida?  

Creo que como sociedad es nuestro deber cuestionar leyes prohibitivas. ¿Porque el cannabis y sus derivados continúan en una clasificación de sustancias prohibidas a la par de la heroína y cocaína? ¿Porque se prohíbe el cultivo de cannabis? ¿Porque se prohíbe su elaboración? ¿Porque se prohíbe su comercialización? ¿Y lo más importante, porque se le prohíbe su investigación?

Recientemente la Organización Mundial de la Salud emitió una publicación oficial que consta de una carta dirigida a la Organización de Naciones Unidas Carta Regulación OMS – ONU  en donde reconoce entre otras cosas el uso medicinal del cannabis y sus derivados como una medicina efectiva y segura. El reporte presentado por la OMS y avalado por el Instituto Internacional de Cannabis y Cannabinoides Reporte OMS Reclasificación Cannabis recomienda una reclasificación de droga tipo IV a tipo I permitiendo investigación clínica en pacientes.

Esperamos que México como país soberano y miembro de la ONU siga esas recomendaciones de desregulación del cannabis. Las nuevas publicaciones del senado Foro Regulación Marihuana Jesusa Rodríguez presentan un tono esperanzador en torno a una ley más inclusiva. Sin embargo, hoy la realidad es que este rezago en investigación ha dejado a profesionales de salud y a los pacientes en un vacío de ley que afecta el derecho a la salud. ¡Por una vida digna!

8 – Abril – 2019 – Fundación Loto Rojo, A.C.

www.fundacionlotorojo.org

¿Qué es Fundación Loto Rojo? ¿y qué servicios ofrece?

  • ¿Qué es Loto Rojo?

La Fundación Loto Rojo es una asociación civil con un claro objetivo de educar a la población en el uso adecuado de la medicina cannabinoide. Como asociación tiene el derecho de afiliar a miembros. Estos miembros en su mayoría son pacientes terminales o personas con condiciones neurodegenerativas. En pocas palabras, somos la voz para pacientes que buscan una calidad de vida y que saben que no pueden esperar más.

¿Qué servicios Ofrece Loto Rojo?

  • Asesoría personal. Contestar las dudas o temores que puede tener un paciente y sus familiares. Recordemos que llevamos más de 100 años con una prohibición absurda y esto nos ha generado mucha desinformación y mitos que han limitado nuestra investigación. Sin embargo, en muchos países desarrollados ya existe una regulación y una base científica que hoy nos permite hablar del tema de manera profesional. Estas son algunas de las preguntas que nos hacen los pacientes:  ¿Soy candidato a un tratamiento de cannabis? ¿El cannabis es fumado? ¿Me voy a volver adicto? ¿Cuáles son los efectos secundarios? ¿Cuál es el mejor tratamiento para mí? ¿Es legal en México? ¿Que es el CBD? ¿Dónde consigo el medicamento?
  • Consulta Clínica Profesional.   Para ver resultados efectivos se requiere de una evaluación médica personalizada. El cannabis NO es milagroso y NO es para todos. Sin embargo, hoy existe más investigación científica y estudios clínicos avalados por la Organización Mundial de la Salud que reconocen el valor terapéutico del cannabis y sus derivados. Aquí en la fundación ofrecemos un protocolo clínico profesional y una recomendación médica basada en la búsqueda de la investigación.
  • Representar a Pacientes Afiliados. Ofrecemos una voz al paciente desamparado y lo afiliamos como miembro de la fundación en busca de hacer valer su derecho a la salud. Hoy por hoy nuestras instituciones de salud NO han podido publicar una regulación oficial a pesar de que ha sido aprobado por el congreso de la república y por el presidente anterior. Es decir, estamos en un vacío de ley donde ningún paciente mexicano goza de acceso seguro a su medicina y la realidad es que estos pacientes terminales NO pueden esperar. Urge respuesta y urge un acto compasivo que ampare y proteja al enfermo.  

¡Por una vida digna!

Fundación Loto Rojo, A.C.

Relacion entre la Constitucion Mexicana y la prohibicion del Cannabis.

Venustiano Carranza

El 5 de febrero tiene un significado doble para mí. Hoy hace 40 años por primera vez vi la luz. Hoy también celebramos a la constitución mexicana de 1917 y hoy tristemente también se cumplen 102 años de prohibición del cannabis en México.

Resulta y resalta que para 1917 se instalaba en México un nuevo gobierno liderado por Venustiano Carranza. Para ese entonces los corridos de Villa y Zapata ya se habían popularizado y de alguna forma se habían calmado las aguas de la revolución. Sin embargo, los niveles de explotación y desigualdad obligan al nuevo gobierno a reformar la constitución y en 1917 se materializa una reforma educativa, agraria y de salud.

Como estamos hablando de cannabis y de salud es importante entender porque el nuevo gobierno ante una “competencia de naciones” se ve obligado a evaluar una reforma de salud en donde el tema de actualidad es el de la “Degeneración de la raza”. En aquel entonces el departamento de salud estaba a cargo del Brigadier General José María Rodríguez quien presenta cifras oficiales al Congreso que hablaban de un 80% de los crímenes cometidos por causa del alcohol e índices de criminalidad mayores a los presentados en Paris, Viena y Berlín juntos. Fue drástico el reporte, pero México no podía tapar el sol con un dedo y la realidad era que la falta de control de sustancias había desatado una epidemia de alcoholismo especialmente en las etnias indígenas mexicana.

La iniciativa de salud fue aprobada y se creó una nueva dependencia de gobierno federal responsable para controlar el uso y la prohibición de sustancias que afecten a la salud incluyendo al alcohol y drogas de botica derivadas del opio, heroína y la marihuana entre otras.

De acuerdo al estudio de Campos, Isaac. (Home Grown, 195-200). Don Venustiano Carranza instruyo al General Rodríguez que aplicara medidas de control del alcohol a todas las sustancias en cuestión, pero que de ninguna manera redujera los impuestos de tesorería derivados de la industria del alcohol. ¿Corrupción? mercantilismo? No sabemos, lo cierto es que en ese momento el interés económico del alcohol pesaba mucho y como la “cannabis” hace 100 años no representaba un ingreso fuerte en impuestos, ni existían estudios científicos comprobables para demostrar su beneficio terapéutico pues era más fácil para el gobierno federal perseguir a las herbolarias y a los boticarios que comenzaban a trabajar de forma comercial. Se ratifica la constitución en 1920 y prácticamente ahí se cimenta de forma oficial una prohibición del cannabis en México.

José Felipe Saucedo

02.05.2019

Cannabis para nuestros abuelos – ¿Porque se rehúsan?

Es un hecho que nuestros abuelos son los que se pueden beneficiar más del uso de un extracto de cannabis. Sin embargo, estas personas que tanto procuramos son las que históricamente se han opuesto a la planta y sus usos. Esto no es una coincidencia, pero ¿Por qué?

Definitivamente los abuelos representan esa población que más se está beneficiando con el uso del extracto cannabinoide, pero también ellos son los que tienen más tiempo recibiendo un mensaje o una creencia de que la “Marihuana es una sustancia prohibida”. Es decir, nuestros abuelos llevan décadas y décadas siendo los receptores de un mensaje derivado de una agenda antidrogas. Hoy en día seguimos sufriendo los impactos negativos de la prohibición ya que no solo se prohibió la planta, la elaboración y la comercialización, sino que también se nos prohibió la “investigación”.

Apenas ahora con la ayuda de publicaciones independientes y redes sociales es que empezamos a conocer sobre evidencia científica publicada en otros países que demuestra la efectividad del uso de Fito-cannabinoides para aliviar síntomas relacionados con:

  • Artritis
  • Insomnio
  • Alzheimer
  • Parkinson
  • Ansiedad
  • Diabetes
  • Osteoporosis

Estos son padecimientos que normalmente se presentan con la edad y todos podemos relacionarnos con alguna persona mayor dentro de nuestra familia que puede mejorar su calidad de vida con esta medicina, pero de nuevo ellos son los más afectados por una prohibición que no tiene sustento científico, no cuando sabemos que nacemos con un sistema endocannabinoide, no cuando sabemos que los cannabinoides producen un efecto analgésico, antinflamatorio, ansiolítico, anti-insomnio, neuro protector, antidiabético y anti-proliferativo entre otros.

Hoy la pregunta es muy sencilla: ¿Que me impide utilizar cannabinoides para aliviar los síntomas de mi enfermedad?  Hablando desde una trinchera científica no hay ningún impedimento. En la práctica, el mito es más grande que la realidad y solo educándonos es que podemos quitarnos esa venda de los ojos.

Entre más pacientes de la tercera edad sean testimonios de las propiedades medicinales del cannabis, más vamos a comprender que la prohibición no tiene bases y que debemos exigir las garantías para que podamos tener la libertad de elegir un tratamiento alternativo y un acceso seguro a su medicina.

Vemos debate, vemos apertura, vemos cantidad de estudios científicos que avalan un derecho a la salud, pero también vemos intereses económicos y avances muy lentos en materia de regulación. Aquí lo cierto es que nuestros abuelos no pueden esperar, no tienen el tiempo para una reforma de salud. Ellos y sus familiares solo buscan una vida digna y se requiere de un acto compasivo para regresarles la calidad de vida que merecen.

Felipe Saucedo / Fundacion Loto Rojo A.C. / 22 Enero, 2019

¿Que deben traer las “Gotitas” de aceite de cannabis?

Cuando un profesional de salud te recomiende tomar “Gotitas” a base de cannabis siempre hay que considerar que el producto contenga lo siguiente:


Productos CBD-Rich (Full Spectrum): Este es el termino adecuado para una solución de alto impacto terapéutico. Estos productos contienen CBD (Compuesto NO intoxicante) THC (Compuesto Principal psicoactivo). Ambos CBD y THC funcionan mejor cuando se presentan de forma conjunta en una solución. Si este producto puede distinguir la variedad Indica y Sativa entonces tenemos una solución con indicaciones más precisas para su uso en la mañana o en la noche.

Etiquetas Claras: Busca productos con etiquetas precisas que demuestran la cantidad y la concentración de CBD y THC por dosis. La etiqueta También debe tener la fecha de manufactura y el número de lote para mayor control de calidad.

Examen de Laboratorio: La calidad del producto es certificada con un examen de espectrometría que determina la consistencia y que el producto esté libre de bacteria, hongo, pesticidas, solventes u otros contaminantes. • Ingredientes de Calidad: Selecciona productos con ingredientes de calidad. No Fructosa, No GMOs, No Grasas transgénicas, No colorantes artificiales, No saborizantes artificiales.

Extracciones Limpias: Evitar productos con metodos de extraccion que utilizan sustancias toxicas o solventes como el Butano, Propano, Hexano y otros hidrocarburos. Los residuales que generan estos solventes son dañinos para pacientes con un sistema inmune vulnerable. Los productos más limpios utilizan métodos de extracción como el CO2 o Alcohol.

Utilizar Cannabis – NO Cáñamo industrial: Comparado con el amplio espectro que genera la planta del cannabis, el cáñamo es muy bajo en cannabinoides. Para generar CBD del cáñamo, se requiere de mucha materia prima y siendo el cáñamo un bio-acumulador es muy posible que contenga contaminantes o toxinas del suelo.

Terpenos: La planta de cannabis mantiene un perfil de terpenos altamente terapéutico. Esta “Aromaterapia” viene a complementar aquellos productos de alta calidad y finalmente brindan un efecto terapéutico mayor al combinarlo con los compuestos de CBD y THC.

Felipe Saucedo a 17 de Enero del 2019

Encuentro BAJACANNA 2018

Agradecemos ampliamente a todas las personas que aportaron a Encuentro Bajacanna 2018, los cuales hicieron posible este evento dentro de nuestra comunidad. Un especial agradecimiento al Lic. Pedro Ochoa, director del Centro Cultural Tijuana – CECUT por abrirnos sus puertas y facilitar un diálogo educativo en tema de cannabis medicinal.

Les compartimos algunas fotografías del evento, donde exploramos diversos temas a través de Talleres Médicos y Conferencias como: Estigma del Cannabis Medicinal, Estatus actual de la regulación mexicana en Cannabis Medicinal, Cannabis a través de la historia.

Tuvimos el honor de contar con presencia de invitados especiales como la Dra. Michelle Sexton ND (Cannabis as a medicine plant) y la Dra. Brandie Cross (Dosificación eficiente de THCa en epilepsia y autismo).

Muchas gracias a nuestros patrocinadores y colaboradores por hacer este evento una realidad.