18 febrero, 2020 n9u238

CBD: ¿Medicamento o Producto Milagro?

CBD: ¿Medicina o Producto Milagro?

Ante la proliferación de “productos milagro” hemos recibido muchas preguntas sobre la efectividad del Cannabidiol, mejor conocido como “CBD”. Así que nos dimos a la tarea de investigar y responder las dudas que surgen de las personas que consumen o que están considerando la alternativa del CBD para tratar síntomas o enfermedades.

¿Qué es el CBD? El CBD o Cannabidiol es una de más de 100 moléculas llamadas “cannabinoides” que se encuentran en la planta de cannabis. A diferencia del THC (Tetrahidrocannabinol), el cual es el ingrediente activo principal en la planta, esta no produce un efecto psicotrópico. De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, el CBD no genera potencial de abuso o dependencia y tampoco existe evidencia de crear problemas de salud pública con su uso. 

Imagen 1 – Formula del Cannabidiol

¿Para qué sirve el CBD? ¿Puede causar daño?  El CBD se emplea como un sulemento para tratar “potencialmente” síntomas de: depresión, insomnio, lesión cerebral, adicciones, diabetes, inflamación, quimioterapia, entre otros. Los estudios preclínicos sugieren que el CBD tiene propiedades ansiolíticas y antinflamatorias. Sin embargo, existen muy pocos estudios en humanos que demuestren su efectividad para dolor, insomnio y para las condiciones médicas que se anuncian. Actualmente se encuentran en proceso estudios de la efectividad del CBD para combatir nauseas provocadas por la quimioterapia, desorden del sueño, ansiedad, depresión, etc.

Por ahora, el único uso médico comprobable es para tratar dos tipos de epilepsia infantil y el único producto aprobado es el Epidiolex. De acuerdo con varias escuelas de medicina en Estados Unidos, Israel y España, el consumir CBD puro es bastante seguro. El estudio clínico de Epidiolex demuestra algunos efectos secundarios como: diarrea, sueno, fatiga, debilidad, salpullido, disminución de apetito, entre otros. Sin embargo, en comparación con fármacos es mínima la reacción negativa que puede llegar a generar el cannabidiol.

¿Para quién es el CBD? En Enero del 2019 se llevó una encuesta (Bank Cowen & Co.) para identificar los usuarios de CBD y el resultado arroja el 7% de los Americanos usando CBD como suplemento. Cadenas comerciales como CVS, Walgreens y Kroger ya venden lociones y otros productos de CBD. La encuesta estima que la venta al público en Estados Unidos equivale a $2 Billones de dólares. Analistas como Piper Jaffray & Co. estiman que el mercado de CBD alcanzara un valor de $15 billones en los próximos 5 años. En México ya existe un consumo de CBD principalmente en ungüentos y aceites sublinguales. El uso de CBD se asocia a personas que buscan mejorar el sueño, disminuir dolor, tratar enfermedades, etc. Sin embargo, existe poca evidencia de que el cannabidiol por si solo puede ser eficaz para las condiciones médicas que queremos tratar.

¿Es legal el CBD? Esa es una pregunta más complicada. En Noviembre del 2018 Estados Unidos elimino la prohibición de la producción de cáñamo (Hemp), la cual estaba clasificada como narcótico clasificado Tipo I y del cual se puede extraer Cannabidiol. Esto quiere decir que es legal procesar aceite de CBD derivado del cáñamo y por lo tanto es legal la posesión siempre y cuando este contenga menos del .3% de THC. Sin embargo, la FDA publico la ilegalidad de vender productos alimenticios que contengan el compuesto químico o anunciarlo como suplemento alimenticio. Por ahora la FDA esta revisando como va a regular la producción de CBD en comida y bebidas. A pesar de la proliferación de marcas y productos, en México el CBD sigue siendo ilegal para su producción y consumo. Esto debido a que no existe una regulación ni una publicación en el diario oficial de la federación.

Imagen 2 – CBD legal?

¿Cuál es el mejor método para consumir CBD? El CBD, como cualquier cannabinoide debe llegar al torrente sanguíneo para ser efectivo. Fumar o Vapear son métodos eficientes para ello, pero eso conlleva riesgos de salud relacionados con la combustión y el vapeo de tabaco. El método más recomendado es sublingual ya que toma algunos minutos en hacer efecto y es un método de alta absorción. Tragar CBD es el menos eficiente ya que solo el 10% de la sustancia es aprovechada y toma hasta 2 horas para tener efecto en la sangre.

¿Que contiene una botella de CBD? En teoría debe incluir cierto mili gramaje de concentrado de CBD mezclado con algún aceite esencial. Por lo general se mezcla con aceite coco (MCT), oliva o semilla de cáñamo. La realidad es que cada compañía productora ofrece su propia versión de CBD que va desde un compuesto aislado hasta formulaciones de “Amplio Espectro”. Estas formulaciones pueden incluir cientos de compuestos como cannabinoides, terpenos y flavonoides. Esta mezcla aun carece de la regulación necesaria para identificar los componentes de una botella y es ahí donde se encuentra un vacío de regulación y control.

¿Qué es el “Efecto Sequito”? Existe una base de consumidores y una creencia no sustentada que indica que la combinación de diferentes compuestos como el THC, CBD, CBG, CBN, THCa, terpenos, flavonoides, etc. provee mayores beneficios terapéuticos que si se consume el compuesto de forma individual o aislada. Sin embargo, para identificar esta composición sería necesario estandarizar los compuestos y las cantidades. Hoy en día NO es común encontrar exámenes de laboratorio en estos productos para determinar la presencia y eficacia del “Efecto Sequito”. Sin embargo, los resultados esperados por pacientes que están en contacto con otros cannabinoides suelen ser más completos y placenteros a diferencia del consumo de CBD aislado.   

¿Cuál es el control de calidad en la producción de CBD? Hoy todavía NO existe un control de calidad ya que no es obligatorio presentar un examen de laboratorio en la etiqueta de productos de CBD siempre y cuando el producto sea derivado de cáñamo. Para el investigador farmacéutico Karyemaitre Aliffe de la Universidad de Miami “No existe calidad de control ni una supervisión regulatoria para CBD”. Aliffe argumenta que los productos de CBD presentan niveles muy diferentes a los indicados en la etiqueta, así como altos niveles de THC y presencia de contaminantes, tales como metales y pesticidas. Lo irónico de la producción de cáñamo es que la planta tiende a absorber materia del suelo en que se alimenta. Esta presencia de toxinas es muy común en el CBD importado y pone en tela de juicio la efectividad de productos derivados del cáñamo en comparación del aceite de cannabis. Sin embargo, el aceite de cannabis continúa siendo ilegal en Estados Unidos y en México.

¿Cuál es la dosis recomendada de uso para el CBD? Para la investigadora Cecilia Hillard, directora del Centro de Investigación de Neurociencias del Colegio Médico de Wisconsin hoy NO existe un consenso para la dosis adecuada de CBD. Afirma que la cantidad sugerida en las etiquetas de productos de CBD está muy por debajo del nivel que se necesita para ser eficiente en un problema de salud. En los casos de epilepsia, se tratan a los menores con 500 miligramos diarios. En las recomendaciones de etiqueta para mayores de edad se manejan entre 10 a 50 miligramos. En pocas palabras, la dosificación recomendada por los productores de CBD no es efectiva para los síntomas que busca aliviar. La Dra. Hillard advierte que las personas que demuestran alivio reportan un consumo elevado de CBD en un rango de 300 miligramos. Sin embargo, este alivio esta mas asociado por la presencia de THC ante una toma elevada de CBD, lo cual vuelve incosteable su consumo.

A person standing in front of a building

Description automatically generated
Imagen 3 – CBD COA

¿Qué recomendaciones tiene Loto Rojo para el consumo de CBD?

  1. Buscar Productos de amplio espectro (Full Spectrum): Este es el termino adecuado para una solución de alto impacto terapéutico. Estos productos contienen CBD (Compuesto NO intoxicante) THC (Compuesto Principal psicoactivo) y más cannabinoides. Ambos CBD y THC funcionan mejor cuando se presentan de forma conjunta en una solución.
  2. Etiquetas Claras: Busca productos con etiquetas precisas que demuestran la cantidad y la concentración de CBD y THC por dosis. La etiqueta También debe tener la fecha de manufactura y el número de lote para mayor control de calidad.
  3. Examen de Laboratorio: La calidad del producto es certificada con un examen de espectrometría que determina:
    1. La pureza del producto ante presencia de bacteria, hongo, pesticidas, metales u otros contaminantes.
    1. Perfil de Cannabinoides para identificar la concentración de CBD, THC y otros cannabinoides.
    1. Perfil de Terpenoides identifica la presencia de los compuestos químicos terapéuticos llamados terpenos.
  4. Ingredientes de Calidad: Selecciona productos con ingredientes de calidad. No Fructosa, No GMOs, No Grasas transgénicas, No colorantes artificiales, No saborizantes artificiales.
  5. Extracciones Limpias: Evitar productos con extracciones toxicas con solventes como el Butano, Propano, Hexano y otros hidrocarburos. Los residuales que generan estos solventes son dañinos para pacientes con un sistema inmune vulnerable. Los productos más limpios utilizan métodos de extracción como el CO2 o Alcohol. 
  6. Utilizar Cannabis – NO Cáñamo industrial: Comparado con el amplio espectro que genera la planta del cannabis, el cáñamo (Hemp Oil) es muy bajo en cannabinoides. Para generar CBD del cáñamo, se requiere de mucha materia prima y siendo el cáñamo un bio-acumulador es muy posible que contenga contaminantes o toxinas del suelo.
Imagen 4 – CBD: Producto Milagro?

¿El CBD es un medicamento seguro o un Producto Milagro? Si bien es cierto que la introducción de cannabinoides como el CBD es de fácil asimilación por el cuerpo humano, también estamos presenciando un abuso en la comercialización derivado de una falta de regulación.  Los denominados “medicamento milagro”, son productos con aparente finalidad sanitaria, pero que realmente suponen un riesgo o un placebo para la salud de los consumidores y usuarios. En general son considerados como productos fraudulentos ya que se venden y publicitan como medicamentos cuando legalmente no tienen dicho reconocimiento. Para sortear su falta de reconocimiento como fármacos, sus fabricantes alegan que son productos nutricionales con propiedades saludables para intentar venderlos como complementos alimenticios, pero su etiquetado suele resultar engañoso o poco comprensible para el consumidor.

Desgraciadamente la falta de regulación provoca que hoy abunden los “productos milagro” basados en CBD. Es común encontrar promociones de marketing exageradas que ofrecen beneficios cuestionables o inverificables para curar enfermedades graves o crónicas como cáncerdiabetesenfermedades del corazónartritis, esclerosis múltiple, Parkinson o Alzheimer. Vemos productos de “CBD” en forma de lociones, aceites, capsulas, tinturas, comestibles y hasta agua embotellada. Estos productos se ofrecen en tiendas de autoservicio, sitios de internet y hasta en esquemas multiniveles.

“Los consumidores de CBD estamos participando en uno de los más grandes estudios clínicos en la historia de la medicina y lo estamos haciendo sin control”. Afirma Pal Pacher, investigador en el Instituto Nacional de Salud (NIH) y presidente de la Sociedad Internacional de Investigación en Cannabinoides (ICRS). Los estudios clínicos se han quedado cortos en demostrar evidencia de que el CBD es efectivo para tratar condiciones como el cáncer o insomnio. Pacher afirma que “Hasta demostrar lo contrario, hoy el CBD es un placebo”. 

Los científicos a cargo de la investigación clínica en cannabinoides están de acuerdo en que el CBD es una sustancia relativamente segura, ya que existe datos bastante solidos que apoya la noción que no causa daño. La toxicidad es muy baja y la mayoría de las personas lo toleran muy bien. Afirma Michael Tagen, investigador y consultor farmacológico, quien añade la posibilidad de confirmar los beneficios que hoy proliferan. Europa e Israel llevan una gran ventaja en investigación debido a las restricciones legales en los Estados Unidos y México. Sin embargo, el consumidor debe sentirse en la libertad de probar CBD y confirmar si funciona para los síntomas que busca aliviar.

¡Por una vida digna!

Fundación Loto Rojo, A.C.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *